viernes, abril 15, 2005

EQUINOCCIO DE PRIMAVERA.

En nuestros sagrados templos, en la decoración de la logia para el grado de A:.M:., en el Or:. tenemos dos símbolos, un sol y una luna. Y se practica el rito solar.

En la época dorada de la ciencia egipcia q ilumino al mundo, los antiguos sacerdotes y hierofantes, hombres sabios e investigadores de los misterios de la naturaleza, ya conocían los fenómenos solsticiales y equinocciales para el hemisferio norte. Los fenómenos q antes provocaban temor y miedo a las almas sencillas, hoy se ha transmutado en admiración, veneración y una comprensión de estos mismos. Como este fenómeno , otros más fueron catalogados por los egipcios, como el año solar y los cambios de la luna .

El sol es el soberano del sistema solar, siendo centro de giro, no solo de planetas, sino también de asteroides y cometas. Es un foco de luz, de calor y de otras forma de energía.(calor, luz, magnetismo).

De la antigua teoría del movimiento solar se sustenta nuestra tradición masónica, o sea el rito solar, circular en la logia alrededor del Ara, etc. Sin ignorar lo q trajo la realidad con las teorías de Copernico y Galileo Galilei.

Pero q es el sol? En el diccionario esotérico de Zeniah, aparece la definición: “Símbolo material-espiritual por excelencia de la Divinidad, pernéeme manantial de vida q conserva y sustenta todas las criaturas, su luz puede considerarse como la manifestación visible de Dios. Es el corazón de todo el sistema solar y su fuente máxima de calor y energía. No obstante, el Sol que vemos solo es una reflexión del verdadero Sol central invisible que da vida espiritual a todo el cosmos.

De esta definición podemos entender como en todas las culturas antiguas, el Sol ha sido venerado, lo han visto como una representación de Dios, o esa energía primordial de donde emana todo. La adoración del sol por primera vez arraigó extensamente en la India, y allí persistió por más tiempo. En Persia la veneración del sol dio origen al culto mitraico posterior. Entre muchos pueblos el sol se consideraba el antepasado de sus reyes. Los caldeos colocaban al sol en el centro de «los siete círculos del universo».

Se admira así a Dios en el Sol, y no es raro q encontremos representaciones simbólicas del Sol, la luz, el fuego, etc. Porque en lo creado esta el alma de Dios, y porque la luz nos viene desde lo alto de aquel conjuro FIAT LUX(hágase la luz) lo q me recuerda al día de mi iniciación, cuando estaba vendado, y se hizo el ritual de darme la luz. Clara representación q iba a empezar a ver al G:.A:.D:.U:.

Las civilizaciones más recientes honraron al sol dando su nombre al primer día de la semana. (Sunday en ingles), quiere decir “día del sol”, q es nuestro Domingo, q a la vez es el Séptimo día de la creación. Nos dice la Biblia en el Génesis: así fueron acabados los cielos y la tierra y todo su cortejo. Y rematada en el día sexto toda la obra que había hecho, descanso Dios el séptimo día de cuanto hiciera; y bendijo el día séptimo y lo santifico, porque en el descanso Dios de cuanto había creado y hecho( Génesis 2;1-4)no solo este tiene un día a la semana, así vemos q Lunes, esta regido por la luna. Martes por Marte. Miércoles, por Mercurio. Jueves, por Júpiter. Viernes, por Venus. Sábado, por Saturno.

El Sol ha sido admirado desde q el hombre apareció, ha dado inspiración a los hombres, vemos así q San Francisco de Asís escribió en un poema q es un canto al Sol, q ha de haber emocionado e inspirado a San francisco

“Señor Alto, poderoso y bueno, tuyas son las alabanzas, la gloria y bendición toda. A ti solo se deben y hombre alguno es digno de nombrarte.

“Loado seas, Señor mío con todas tus criaturas, especialmente mi Señor hermano el Sol, q nos da la luz y el día, y es bello, esplendoroso y radiante, y da testimonio de ti”.

A lo largo de la historia ha habido diferentes dioses representando al Sol, vemos como en la civilización egipcia, era RA Dios solar de Egipto. Rá es uno de los nombres del sol. Cuando desaparece hacía el oeste es Atón , el anciano encorvado esperando en el más allá por los muertos que se calientan con sus rayos. Cuando vuelve a la vida por la mañana en el este, lo hace en forma de escarabajo, Jepri. Durante el día ilumina la tierra en forma de halcón (Rá).

En Grecia De la misma manera que en el mundo antiguo se concebía al Sol como el que daba la luz, a Apolo se lo percibió como el dios que logra encender la luz interior. "Conócete a ti mismo" era la inscripción a la entrada de su templo en Delfos, y esto realzaba la importancia que tenía el dios como símbolo de la conciencia. A este dios no se lo entendía como al Sol físico que se ve en el cielo; él era el portador del Sol, el que lo llevaba del Este al Oeste cada día en su carroza de oro. El Sol físico era lejano e intocable; era "lo Único", la esencia de la vida misma, imposible de alcanzar o de comprender acabadamente

Y de nuestra raza q podemos decir, Los Mayas, Pipiles y otras civilizaciones de América Central entendían a Dios como la Causa Primera, y adoraban al Sol como representante de esta causa Primera y como al “Señor dios creador de el mismo y a la vez, de los demás seres” En la fiesta del Fuego el Gran Sacerdote invocaba al Gran Invisible para q su espíritu (el Sol) encendiera el fuego en el altar y el corazón de la raza”.

En nuestro país Alberto Masferrer hizo un poema , llamado:

HELIOS

Renueva tu fe

Allá en lo alto luce mi Dios. Esta mañana fue para mis ojos aurora, y me anuncio el día, la confianza. A la tarde será para mi espíritu fatigado, ocaso, promesa de reposo, de fuerza, de esperanza.

Fue, y es mi luz, En el y por el, veo y comprendo; por el aliento y en el vivo. Mi sangre, mi fuerza, mi pensamiento, mi alegría, de el son, Mi palabra, el la inspira, el la conforta; mi hambre, el la sacia; mi sed, el la apacigua; mi sueño, el lo serena, yéndose para q mis ojos reposen.

¿Qué hay en mi corazón, ni en mi fantasía, ni en mi sangre, q no sea su don? ¿Quién , desde el insecto al océano, no le debe la fuerza, el vuelo, el canto, la majestad o la hermosura? Ala de la mariposa, rondar rumoroso de la abeja; nitidez inmarcesible del armiño; azul de la onda y amatista del monte; energía de la centella y claridad del relámpago, dureza del mármol y suavidad del musgo; virtud secreta de la planta, y poder misterioso del aire, del fuego y de la tierra; silencio del desierto, y horrísono estridor del huracán; tristeza del atardecer, y alegría de la aurora que vuelve…¿Qué hay, aquí abajo, q no sea si obra, su don?..

Me encierro humildemente, en la mínima esfera de la influencia del Sol.

¿Qué pasa más allá, en el reino de lo invisible?

No se, no necesito saberlo: ahí, en esta esfera, q para mi es inmensa, aunque mínima en relación con el grandor del Universo, hay espacio de sobra para el infierno y para el cielo; para caer y redimirse; para morir y renacer; para cumplir los mas altos deberes y los mas altos destinos que han soñado los hombres. Ahí en esa esfera, hayan poder inmenso, inagotable y eficaz, que yo veo y siento. De el emanan en cascada incesante, efluvios y energías; pensamientos, sentimientos y movimientos; figuras y colores, sonidos y fragancias, ritmos ademanes y cadencias: contornos y tamaños; imaginaciones e intuiciones, y mil y mil más, en una catarata de prodigios, Y ese poder es del Sol.

Asido a su cauda de luz, voy en el seguro, confiado, sin preguntar donde. Me lleva de la mano, y yo le sigo esperanzado, como un niño a su padre.

¿Ira en busca de su Dios? Sin duda, pues toda criatura, desde el gusano al querubín, se afana en busca de su Dios. ¿Quién es el? ¿Dónde esta? ¿Cómo es? No se, no me inquieta saberlo, pues lo sabe mi padre. Yo ignoro, pero es cual si supiera, pues q el sabe, soy ciego, pero el ve; tropiezo a cada instante, pero el no me deja caer.

No se, el me conduce, el me hará llegar a buen termino, pues para eso es mi padre.

Pero todo esto, q tiene q ver con nosotros los MM:.? Porque si el Sol en simbolismo lo tenemos como fuente de luz y de vida, como elemento de purificación como fuego. “como es arriba es abajo” nos dice Hermes. así el masón debe de ser un ser consciente, poniendo a la conciencia como centro de sus acciones, su inteligencia su foco de luz. En fin tenemos que brillar, no como la luna, q brilla gracias al reflejo de los rayos del sol, sino como este q brilla por su propia energía.

Ahora nos ocuparemos de el movimiento de el Sol, o como es en realidad, a el movimiento de la tierra, tal como lo hacemos en nuestro templo, este movimiento da origen a las estaciones, pero entre cada estación, hay un fenómeno, q son llamados dependiendo la fecha, Equinoccios y Solsticios.

El sábado 20 de marzo, fue el Equinoccio de primavera.

Hay un mito de la antigua Grecia. Q es el mito de Demeter y Persefone. Demeter es la diosa de la agricultura y la naturaleza, y Persefone es su hija. Cuenta el mito q Persefone fue raptada por Hades, la hizo esposa de este. Demeter, ante la ausencia de Persofone se puso triste, y con ella la naturaleza, por consiguiente la tierra no daba sus frutos y estaba triste, los árboles perdiendo sus hojas. Al ver esto Zeus, mando a ayudar a Persefone, trayéndole a su hija del reino de Hades. Pero este (Hades) antes de q se fuera le dio de comer un tipo de granadas, q es el medio de unión. así Persefone sale con la mama un tiempo, pero regresa al reino de hades otro tiempo. Es así como la naturaleza esta triste, con frío se caen las hojas de los árboles, las noches son mas largas, y cuando persefone esta con la mama, se siente la alegría otra vez de los pájaros cantando, la lluvia empieza a caer, la naturaleza se reviste de sus bellos colores, los días son mas largos, en fin un rejuvenecimiento de la naturaleza.

¿Q tiene q ver esto con el equinoccio? El equinoccio de primavera representa ese nacimiento de la naturaleza, esa renovación, esa subida de Persefone del reino de hades o de las tinieblas, al olimpo, con esto Demeter vuelve a animarse. ¿Y esto por q? porque venimos de una época cuyo punto culminante es el solsticio de invierno, en donde los días son mas largos q la noche, representación q las tinieblas estaban ganando a la luz, pero en este día de equinoccio, q quiere decir q el día es igual a la noche, tienen la misma duración, y con esto empieza el reinado de la luz sobre las tinieblas, hasta llegar a su punto mas alto, q es el solsticio de verano, el día con mas luminosidad del año, el compás sobre la escuadra, claro objetivo de todo masón.

En la tradición cristiana vemos una comparación con la semana santa, q se realiza por los mismos días de este acontecimiento, en esta vemos la muerte de Jesús. Pero no solamente eso, sino q después vemos la resurrección, la vuelta a la vida, el renacer.

Pero en q me sirve todo este trabajo? En observar más detenidamente la naturaleza y sus símbolos, para q estos me ayuden en mi vida. A vivir de acuerdo a las leyes naturales. No nos podemos sentir fuera del mundo en q vivimos, y así como la ley de Renovación, nosotros también nos debemos renovar. No nos podemos estancar, ya q todo lo q se estanca, al termino de un tiempo se pone en estado de putrefacción.

Como el equinoccio me dice q estamos en el sendero, pero q todavía nos hace falta por llegar a esa culminación de iniciación, a ese compás sobre la escuadra, q tengo q trabajar con mis herramientas. En fin a ser un hombre virtuoso, un mejor masón cada día

3 comentarios:

José Seguí dijo...

Excelente. Si tienes algún ceremonial de Equinocio y Solsticios en Logia seria perfecto.

José Seguí dijo...

Perfecto si tienes algun ceremonial de Equinoccio y Solsticio favor de enviarlo.

José Seguí dijo...

Excelente. Si tienes algún ceremonial de Equinocio y Solsticios en Logia seria perfecto.