lunes, febrero 20, 2006

LA FLAUTA MÁGICA

Por Peter Bengson

La Flauta Mágica es considerada la ópera más conocida y gustada en la historia de la música, esto es probable debido a que contiene una trama de Cuento de Hadas fácil de escuchar y entender. Existe una ligereza en ella que la hace ideal para introducir a las personas al mundo de la ópera o simplemente como un entretenimiento familiar.

Sin embargo, debajo de esta simplicidad infantil yacen varias capas de significado. Este es frecuentemente el caso de muchas grandes obras de arte, las cuales pueden ser disfrutadas y entendidas en diversos niveles dependiendo en quien la escuche. Algunos niños son fascinados por la dimensión de cuento de hadas, otros podrán disfrutar la gran música, otros la verán como una historia de amor y otros más la verán como una parábola que trata los ideales de la Era del Iluminismo.

Una historia de Iniciación.

No obstante, pretendo hablar de algo aún más profundo, ya que la historia narrada en la Flauta Mágica es realmente una historia de Iniciación. Y es de hecho la única ópera que trata este tema en particular. Lo hace de una manera abierta, si es que tienen oídos para escuchar y ojos para ver. El cuento de hadas es sólo una cubierta, debajo de ella podemos encontrar declaraciones profundas acerca del proceso de iniciación. Los personajes han sido escogidos para demostrar el avance del alma a través de la iniciación.

¿Por qué Mozart escribió una opera sobre iniciación?. Él no lo hizo. El libreto fue escrito por un amigo de él: Emanuel Schikander. Él era un cantante y actor, a la vez el administrador de la Ópera donde la Flauta Mágica fue presentada por primera vez, pero el hecho más importante al respecto era de que ambos, él y Mozart eran Masones, y esto es de hecho muy importante.

La Era del Iluminismo.

La Flauta Mágica fue compuesta en 1791, justo al final de la Era del Iluminismo, la cual había iniciado a principios del siglo XVIII. El Iluminismo fue un movimiento intelectual, fuertemente influenciado por el despertar de la ciencia moderna y el largo conflicto religioso que siguió a la reforma. Los filósofos pensaban que la ciencia era la herramienta adecuada para revelar a la naturaleza tal y como es verdaderamente y esta daba la pauta a seguir para controlarla y manipularla. Las raíces de la ciencia moderna yacen en este movimiento. Por otra parte el Iluminismo postulaba la auto expresión y la realización humana, el derecho de expresar los diversos puntos de vista sin critica, ni censura o temor a represión. El Iluminismo produjo hombres incansables que buscaban un cambio. Todo esto, eventualmente dio lugar a la Revolución Francesa. Con el nacimiento de la era Napoleónica, el Iluminismo llego a su fin, aproximadamente en 1815. Los ideales del Iluminismo de armonía y paz fueron abandonadas y la historia tomo otro curso. En el Iluminismo como en la masonería se buscaba la educación de la consciencia del hombre, tanto moral como espiritual, la idea básica era la hermandad de la humanidad. La educación moral y la educación espiritual se encuentra en sus sistemas de iniciación, en los cuales se utilizan las herramientas de construcción como símbolos para enseñar verdades inherentes al hombre.

Mozart el Masón.

No sabemos si Mozart y Schikander pertenecieron a la misma logia masónica, lo que sí sabemos es que ambos estaban versados en el simbolismo masónico y en sus enseñanzas. Por lo que cuando Tamino, quien es el principal personaje de la Flauta Mágica, entra al Templo de Sabiduría, está siendo en verdad iniciado en los misterios de la Masonería, o en una versión mítica de los mismos. Como se verá, en la ópera hay mucha charla sobre Isis y Osiris, de pirámides y esfinges, etc. Aún cuando en aquella época era una moda todo lo exótico, cualquiera que conozca un poco de la tradición masónica sabe que existen muchos elementos Egipcios aún hoy en día.

La Historia.

Antes de seguir adelante hablemos un poco respecto a la historia que narra la ópera, una versión condensada es la siguiente:

"Tamino, un príncipe, se encuentra en un lugar salvaje, donde es rescatado de una serpiente gigante por tres damas con velos, servidoras de la Reina de la Noche. La reina que también es llamada la "Estrella Flamígera" tiene una hija llamada Pamina, y, de acuerdo a lo que la reina le dice a Tamino, la joven ha sido secuestrada por un mago cruel llamado Sarastro. Si el príncipe puede rescatar a Pamina, entonces, él podría casarse con ella.

A lo largo de sus aventuras Tamino es acompañado por un joven con cualidades contrastantes: Papageno es un cazador de aves, jovial y terrestre. Fortalecido por una flauta mágica y un juego de campanas. Ellos parten en busca de Pamina. Frecuentemente encuentran que las cosas no son como parecen ser. La reina en realidad es una saboteadora destructora; Sarastro es un líder espiritual que ha apartado a la joven de la influencia maligna de la reina.

Gradualmente, ambos, el príncipe y Pamina, quienes se encuentran, llevan a cabo ritos de purificación que los capacitan, a entrar juntos al templo de Sarastro como servidores de la Luz. Tamino toca la flauta conforme pasa las pruebas de fuego y agua. Al mismo tiempo Papageno consigue el deseo de su corazón: una novia; Papagena, muy similar a su ser terrestre."

El Análisis.

Ahora tratemos de analizar la historia de la ópera en términos de los misterios. La primera cosa que debemos recordar es que en tiempos de Mozart muchos de los términos actuales no eran usados o inventados. Los conceptos eran familiares, pero la terminología era diferente.

Actualmente hablamos de "integrar el Ser Superior con el Inferior"; ellos pudieron referirse a lo mismo al hablar de la unión del Sol y la Luna. La integración de dos aspectos de la consciencia era frecuentemente llamado "un matrimonio" y los términos de una boda material eran utilizados para simbolizar aspectos espirituales.

Con seguridad ellos no hablaban de "la sombra de la psique" o acerca de "aspectos reprimidos", pero los personificaban como "demonios". De hecho es muy posible que hayamos perdido algo importante al haber perdido este colorido vocabulario. Es muy probable que hayan utilizado el término "demonio" no por ignorancia, sino debido a que su forma básica de pensar era diferente: bien pudo haber permitido para este tipo de interpretación los hechos psíquicos. Con seguridad lo que nosotros llamamos un complejo reprimido reduciéndolo a un objeto fácilmente manejable, habría tomado frecuentemente una existencia psíquica independiente, en algunas ocasiones fuera de la misma psique. El antiguo término "demonio", en dichos casos, es posiblemente un término más preciso, simplemente por evocar nuestras mentes y no árido y clínico. La mente nunca es árida o clínica.

Aún cuando el simbolismo completo de la Flauta Mágica no puede ser conocido por completo, si es obvio que es una historia espiritual, y muchos de sus símbolos son conocidos por nosotros, aún son utilizados en contextos espirituales; se encuentran en uso dentro de la masonería y dentro del mundo oculto. Como masones, Schikander y Mozart debieron estar familiarizados con la historia oculta y su simbología; elementos de Kabbalah y Alquimia eran de conocimiento seguro para ellos. Es fácil de desentrañar el significado de los símbolos más obvios. No estoy afirmando que Mozart era un cabalista; de hecho no hay nada que soporte esta idea. Sin embargo es posible interpretar la historia de la Flauta Mágica a la luz del simbolismo cabalista en general, debido a que todo es de cualquier forma arquetípico. Por ejemplo, el simbolismo de un bosque significa prácticamente lo mismo desde la perspectiva cabalística como desde el punto de vista del análisis jungniano o en la interpretación de este en la Divina Comedia de Dante. Existe una capa de significado que corre a lo largo de todas ellas, de la misma manera, no pienso que Mozart estaba familiarizado con Gematria, Notaricón o ninguna de las disciplinas más complejas de la Kabbalah.

Trataré de evitar el problema de todo investigador; forzar los hechos para que se ajusten a sus teorías. Sólo trataré de usar los elementos básicos de la Kabbalah para demostrar como la Flauta Mágica puede ser interpretada bajo la luz del simbolismo esotérico.

La Obertura.

Una obertura es usualmente una colección de partes orquestales de toda la ópera, es un popurrí, si así lo prefieren. Sin embargo la obertura de la Flauta Mágica es diferente, ninguna de sus partes es tomada de la ópera, es una pieza separada por completo. Esto ha hecho pensar a muchos musicólogos que no tiene nada que ver con la ópera y que posiblemente fue añadida posteriormente. Sin embargo hay fuerte evidencia para demostrar que sí pertenece a la ópera. Primeramente la clave para la obertura es Mi Natural Mayor, la cual actúa como una nota central para toda la ópera, además, masónicamente simboliza las tres luces y la trinidad; su importancia reside en que es escrita con tres flats, el número tres aparece en todas partes a lo largo de la Flauta Mágica. Mozart no es el único utilizando Mi Flat Mayor, otros compositores la han usado, notablemente Beethoven, quien era también un masón.

En la obertura escuchamos tres fuertes, acentuados y majestuosos acordes en MI. Se encuentran separados por tres pausas que los hacen sobresalir como tres grandes pilares. De hecho, es lo que pretenden representar. En la logia son los tres pilares en los puntos cardinales a un lado de los tres principales oficiales en el Oriente, el Sur y el Occidente (No hay oficiante en el Norte). Debemos hacer notar que no estamos hablando de Jakin y Boaz, los pilares blanco y negro, tan familiares hoy en día, sino a los pilares de los tres oficiantes; con títulos como el de "Venerable Maestro". Aquellos de ustedes que estén familiarizados con los rituales de la Golden Dawn (Aurora Dorada) reconocerán estos títulos, ya que la Golden Dawn fue fundada por masones (de hecho tres masones) y mucho del simbolismo masónico fue llevado hacia la mente grupal de la Golden Dawn.

Toda la Flauta Mágica es regida, al igual que una logia por el numero tres.

Mozart al utilizar los tres acordes reconoce en ellos a los Tres que Rigen la Logia y por el mismo acto está declarando simbólicamente, por así decirlo, abiertos los trabajos, y los está poniendo bajo la protección de la luz (la Opera) y de Dios.

Los Trombones

En la obertura, Mozart presta atención especial a los Trombones, es como si quisiera enfatizar el hecho de que tienen una función especial. De hecho, la tienen, a lo largo de la ópera, fanfarreas y acordes aislados para tres trombones anuncian el próximo paso o etapa en el proceso de iniciación. Ellos compelen a los protagonistas, hacen que las cosas sucedan.

Los trombones son instrumentos extremadamente antiguos, su nombre significa "trompeta larga", sin embargo, mientras que las trompetas son instrumentos marciales - teniendo que ver con las fuerzas de Marte: energía, coraje, guerra; los trombones, por otro lado, son instrumentos particulares a la realeza. Tradicionalmente, los trombones y sus ancestros eran utilizados en ceremonias religiosas.

Ellos representan la majestuosidad y divinidad del rey; ellos son pesados, serenos, dignificantes y expansivos: todas, cualidades de Júpiter. Por lo que podemos decir que las trompetas pertenecen a la esfera de Gevurá y los trombones a la de Jésed en el Árbol de la Vida.

Sin embargo, también podemos colocar a los trombones en la esfera de Tiféret, el Séfira de la realeza por excelencia, la esfera del Rey. Tiféret también es la esfera del sacrificio y de la Iniciación Elevada. Desde el momento que la Flauta Mágica es una ópera sobre iniciación, y de que los trombones tienen la función de llamar al candidato a iniciación, podemos considerarlos como símbolos de Tiféret, la esfera del Sol y del Ser Superior.

Escena 1 - Los Personajes principales.

En la primera escena del primer acto nos encontramos en un gran bosque. Al fondo se encuentra un templo circular o redondeado. Tamino entra, perseguido por una gran serpiente que amenaza con matarlo. Él desfallece, pero al momento que lo hace, las puertas del templo se abren y tres damas con velo se apresuran a matar a la bestia con lanzas de plata.

El bosque - un símbolo clásico del incons-ciente; también un símbolo de la vida misma, las circunstancias y las tribulaciones en las que frecuentemente nos encontramos. Otro bosque que nos viene a la mente de inmediato es aquel en el que se encuentra Dante al principio de la Divina Comedia: él también es amenazado por varios animales salvajes. De hecho este bosque no es otra cosa que Yesod, la esfera de la Luna y del inconsciente, lo cual es reafirmado por el hecho de que las tres damas con velo son servidoras de la Reina de la Noche: ellas son Sacerdotisas de la Luna, como lo testifican sus lanzas plateadas. El tres evidentemente es el numero de la Gran Madre, Biná, los velos negros se refieren a Isis con Velo.

Tamino, por el contrario es un príncipe. Un príncipe es hijo del Rey, un hombre joven, cuyo destino es suceder a su padre y convertirse en regente de la Tierra. Visto microscómicamente, un Rey es un ser humano balanceado, en comando de su propio reino interno y por lo tanto de sus propias circunstancias. Ha alcanzado la integración entre su ser superior e inferior, un Iniciado. Un príncipe es alguien que aún busca esto, él es un candidato, en busca de Iniciación.

También es muy importante tener presente, hablando míticamente, que un príncipe es una persona educada, se ha preparado para la realeza a través de estudios y disciplina. Este es un prerrequisito para un buen rey, únicamente una persona que tenga conocimientos puede regir bien. En el lenguaje de los Misterios, esto significa que para que alguien pueda ser elegible para iniciación, debe haber alcanzado el punto donde ha adquirido cierta maestría en las ciencias exotéricas, las que entrenan la mente y nos proporcionan las herramientas para entender el conocimiento interno. Debe existir un cierto grado de balance interior, de otra manera no es posible percibir la sabiduría interna. Debe haber suficiente información y datos en la mente para entender lo que se obtiene del conocimiento superior.

Se debe realizar mucho trabajo pre-liminar antes de que llegue la iniciación. Dion Fortune dice en (El Iniciado, su Entrenamiento y Trabajo):

"Las emociones deben fluir libremente, sin conflicto o distorsión, en los canales que la naturaleza ha dispuesto, antes de que puedan ser elevados a un nivel superior. No se puede sublimar una patología".

"Los profesores de una universidad desean que el estudiante adquiera los elementos de conocimiento que pertenecen al salón de clases, y cuando un estudiante desea llevar a cabo los elevados estudios de la ciencia esotérica, debe llegar tan completamente equipado con los estudios exotéricos que pueda obtener".

Este es el verdadero significado de ser príncipe. Tamino reúne estos requisitos: él está razonablemente balanceado, tiene valor y conocimiento, tiene fuerza y autocontrol. De hecho, Tamino puede ser considerado como una imagen de la mente consciente racional, algo como "El Mago" del Tarot. Los cabalistas antiguos llamaban a este aspecto del microcosmos "Ruaj". Un término moderno actual es "el Ego".

Por el momento Tamino, la mente consciente, está fuera de acción, yace inconsciente en el piso. Las tres damas, después de decidir quién se quedará a cuidar al guapo joven, todas deciden retornar al templo a informar a la Reina de la Noche, así el príncipe es dejado ahí, pero no por mucho tiempo. El relato continúa con la Escena: 1

Los Personajes Principales.

Una figura curiosa entra - Papageno, quien es un pajarero. De hecho es difícil decir si es humano, está cubierto de plumas, no es que vista un traje con plumas de hecho éstas son parte de él. Él es parte humano y parte pájaro o animal. Diríamos que Papageno es una alma sencilla, de buena naturaleza y características terrestres. No es alguien a quien podríamos llamar intelectual. Le gustan las cosas simples; si viviera hoy en día le gustarían las revistas de caricaturas, las novelas en la televisión y una cerveza en un bar. Conforme entra canta una pequeña melodía que será típica de él. Papageno opera en un nivel instintivo, y no es una sorpresa saber que trabaja en el Templo de la Luna donde, a cambio por los pájaros que atrapa, se le da vino, pan y algo de comida. Todas cosas placenteras y dulces.

Tomando de nuevo a Dion Fortune para referirnos a Papageno dice:

"La dirección de las energías de la vida deben ser retiradas del dominio de los deseos para ponerlas bajo la voluntad. Hasta que no se logre esto no podrá haber un progreso firme en cualquier dirección, ya que los deseos son traídos desde adentro pero no dirigidos desde adentro, y varían o reaccionan con el estímulo externo"

Esta es una buena descripción de Papageno, él está más interesado en la buena comida que en aventuras y peligros. Básicamente es un cobarde, no tiene autocontrol, y rara vez se detiene a pensar las cosas, sin embargo no hay nada maligno en él. Papageno es una personificación de los instintos, esa parte del Ruaj (el ego) al que los cabalistas llaman "el Nefesch" o alma animal, esa parte de nosotros que nos conecta a la naturaleza. Una cosa interesante respecto a Papageno es que lleva un grupo de flautas, una flauta de Pan.

Aspectos de una persona.

Conforme continuemos, nos daremos cuenta que todos los personajes pueden ser considerados como aspectos de una persona. Tamino y Papageno son uno, Tamino es la mente consciente de la persona que va a ser iniciada, Papageno es su alma animal inconsciente. El representar a personas en un drama o mito como subpersonalidades puede revelarnos cosas muy interesantes.

Tamino despierta.

Tamino recobra la consciencia y cree que Papageno es quien lo salvo de la serpiente, algo que a Papageno no le importa y toma todo el crédito como si lo hubiera hecho - algo típico del nivel instintivo del Nefesch. Sin embargo, las tres damas regresan y lo regañan poniéndole un tapabocas "para enseñarle a no mentirle a gente extraña, y para impedirle presumir de hazañas heroicas hechas por otros". Lo que vemos aquí es un intento del nivel subconsciente yesódico tratando de disciplinar los instintos.

Después ellas le muestran al príncipe Tamino un pequeño retrato de la hija de la Reina de la Noche. Y por supuesto se da amor a primera vista, que más podría suceder especialmente cuando su nombre es Pamina, una simple variación de su propio nombre, Tamino. Esto muestra una unidad básica entre los dos. Pamina puede ser considerada como un aspecto de sí mismo que él debe reclamar para poder alcanzar madurez e integración. De hecho Pamina es su anima, su "imagen contrasexual".

Por lo tanto no es de sorprender que sepamos de las tres sacerdotisas que Pamina ha sido raptada por un hechicero poderoso y maligno - el anima se encuentra en un estado caído de cautiverio. Natural-mente, Tamino jura que la salvará.

La Reina de la Noche.

En este punto el escenario cambia repentinamente, se hace oscuro y aparece la Reina de la Noche. Ella se encuentra sentada en un trono plateado, decorado con estrellas plateadas, bajos sus pies yace una creciente de plata. Notarán que las imágenes utilizadas por Mozart y Shikaneder es muy similar a la carta del Tarot “La Gran Sacerdotisa”, lo cual no es muy sorprendente ya que hay lazos de unión fuertes entre la carta, la Luna y la diosa. Hasta este momento la habíamos encontrado en su forma triple, como las tres damas, pero ahora se revela a sí misma totalmente como la Isis de la Luna coronada con estrellas, la subconsciencia de Yesod. En un aria lenta y plana, ella le dice a Tamino que si él salva a Pamina del mago maligno, Sarastro, entonces será libre de casarse con ella. Después ella desaparece, y el escenario regresa a lo normal. Tamino queda preguntándose si tuvo una visión o un sueño – algo típico cuando se tiene un encuentro con el nivel astral de Yesod, donde todo es fluido y parecido a un sueño.

La Misión.

Es retirado el tapabocas a Papageno por las tres damas y promete nunca mentir de nuevo. A Tamino se le entrega una flauta mágica con propiedades protectoras para ayudarlo en su misión de rescate. Papageno, no queriendo ser envuelto, decide que es momento de desaparecer, pero las damas lo detienen, diciendo que la reina ha decretado que deberá seguir a Tamino hasta el castillo de Sarastro. Él no está muy feliz al respecto, pero acepta cuando se le regala un juego de campanas plateadas, también con propiedades mágicas.

El Genio Superior.

A Tamino y Papageno se le asignan tres guías para que les muestren el camino al castillo de Sarastro. Estos son tres niños “Tres niños les acompañarán de cerca en su viaje, ellos serán sus guías, sigan sus consejos”. Estos tres guías son los ángeles guardianes de Tamino y Papageno – son tres en número para ser consistentes, y también porque la Reina de la Noche les ha asignado vigilarlos. A ellos se les puede considerar como personificaciones de la consciencia de Tiféret que ahora ha empezado a ensombrecer a la persona que va a ser iniciada, aún cuando dicha persona no se percata de ello. Todos se despiden y Tamino y Papageno inician su viaje.

Monostatos.

En la siguiente escena, la cual es muy corta, nos encontramos en el palacio de Sarastro. Los esclavos se encuentran riendo ya que Pamina se ha escapado de su carcelero, Monostatos. Él es un moro, en otras palabras, él es negro – una persona cruel y amarga que codicia a Pamina y está a punto de violarla cuando repentinamente ve a Papageno a través de una ventana. Asustados por la apariencia de uno y otro “de seguro es el diablo” – ambos corren en direcciones opuestas.

Hablando en sentido microcósmico, Monostatos podría representar la sombra, el complejo de material psíquico reprimido en nuestros subconscientes; el “basurero” de nuestra psique, si lo prefieren, o usando un antiguo término de los Misterios – el temido “Guardián del Umbral”.

Final del acto I

Después de esta corta escena llega el final del primer acto. Los tres niños, o Genio Superior, han conducido a Tamino a las puertas del complejo del templo de Sarastro. La disposición es interesante: vemos tres portales, el de la izquierda conduce al “Templo de la Razón”, el de la derecha al “Templo de la Naturaleza”, y el del medio conduce al Templo de Sabiduría”.

Recordemos que iniciamos en el bosque de Yesod, frente al templo de la Luna. Bueno aún estamos en Yesod, pero Tamino está listo para dejar la esfera de la Luna, y como saben, en el Árbol de la Vida hay tres senderos que conducen hacia arriba desde Yesod: el sendero 30 que conduce a Jod, el sendero 28 hacia Nétza, y el sendero 25 que conduce hacia Tiféret. Sólo sucede que estos tres senderos corresponden exactamente a los tres portales del templo: por supuesto Jod es el Templo de la razón; Nétza es el Templo de la Naturaleza, y Tiféret es la esfera del Sol, del Ser Superior y de la Iniciación elevada del Maestro Masón, este es el Templo de la Sabiduría. Esto lo hace pensar a uno si Shikaneder realmente estaba familiarizado con la Kabbalah.

De cualquier manera, Tamino, quien está convencido de rescatar a Pamina de las manos del hechicero maligno Sarastro, toca en el portal de la derecha. Desde atrás un coro de sacerdotes responde “Aléjate!”. Intrigado, trata en el portal de la izquierda, con la misma respuesta “Aléjate!”, entonces toca en el portal del medio, y aquí aparece un viejo sacerdote, quien le pregunta: “A qué has venido extraño?, Qué es lo que buscas en este santo lugar?”

Tamino responde: “Aquello que es amoroso y virtuoso”

El sacerdote le responde: “Esas son palabras nobles – pero cómo lo vas a encontrar? Si tú no eres guiado por amor y virtud ya que estás lleno de muerte y venganza”

En este punto algo sorprendente sucede. Tamino y la audiencia descubren que Sarastro no es maligno, sino un sacerdote del Sol, un hombre santo, y que la Reina de la Noche es una mujer falsa y traicionera que ha conspirado en contra de él. Sarastro si ha raptado a Pamina de su madre, pero sólo para protegerla de la maligna influencia de su madre.

Lo anterior puede sonar intrigante, y lo ha sido para muchos musicólogos desde que se presento la flauta mágica por primera vez. En cierta forma es una forma típica de invertir los valores que sucede cuando abandonamos la consciencia subjetiva de Yesod, la consciencia lunar y entramos a la consciencia objetiva solar de Tiféret. Tamino simplemente está avanzando en el sendero de la iniciación, está abandonando el mundo de sombras siempre cambiante de Yesod y se está preparando para entrar totalmente a la consciencia superior de Tiféret.

El sacerdote ha dejado a Tamino en la entrada y él se pregunta desesperadamente si Pamina aun estará viva, y un coro oculto de sacerdotes responde “Pamina aun vive!”. Él decide tocar su flauta – tal vez su magia lo conduzca a ella – y después de un momento escucha las flautas de Papageno respondiendo. Pamina y Papageno usan las campanas encantadas para escapar de Monostato y se reúnen con Tamino en el portal del Templo de Sabiduría.

Aparece una procesión: Sarastro aparece montado en una carroza, jalada por seis leones – el simbolismo de esto es obvio: seis es el número de Tiféret; los leones son símbolos solares y de realeza. Sarastro es tanto Sacerdote como Rey. Sentencia a Monostatos a recibir 77 golpes con un bastón. Tamino y Papageno son llevados al templo de las pruebas para ser purificados. El primer acto termina con el coro cantando:

“Cuando la virtud y la justicia hayan recorrido el sendero del grande con gloria, entonces la tierra será el reino de los cielos, y los mortales serán como dioses”.
Acto II

El segundo acto inicia con otra marcha, el colegio de los sacerdotes procesa dentro del patio del Templo del Sol. Existe en él un plantío de palmeras - símbolos de la victoria - con hojas doradas. También hay 18 lugares o asientos; en cada uno de ellos yace una pirámide y un cuerno largo negro con dorada. Cada sacerdote sostiene una hoja de palma en sus manos. Sarastro abre la reunión diciendo: "Hermanos, iniciados en el Templo de Sabiduría"; servidores de ¡Isis y Osiris!

Tamino que se encuentra esperando en el portal norte del templo, anhela liberarse del velo de la noche, él quiere contemplar el santuario de luz. Lo que se nos dice aquí es que el candidato está próximo a ser admitido y elevar su consciencia de Yesod a Tiféret.

También se nos dice que Pamina está destinada para Tamino, y que esa ha sido la verdadera razón de haber sido apartada de la Reina de la Noche, la cual se describe como llena de traiciones, buscando perder a la gente con ilusiones y supersticiones, características típicas de un Yesod desbalanceado. Hay que notar que el templo de la Luna es servido únicamente por mujeres, y el del Sol sólo por hombres. Lo que tenemos aquí es la polaridad entre el Sol y la Luna, entre la subconsciencia y la consciencia, y durante la era del iluminismo se estaba en favor de la mente consciente como el principio guía. También sabemos que Sarastro es el padre de Pamina. Por lo que ella es la hija del Sol y la Luna. Alquimia pura. Y durante las deliberaciones de los sacerdotes oímos tres veces sonar los trombones Iniciáticos con fanfarrias de tres acordes.

La Primera prueba.

Mientras tanto, Tamino y Papageno son conducidos a una cámara obscura por dos sacerdotes. Papageno está asustado. Solemnemente el primer sacerdote les pregunta: "Extraños, qué es lo que buscan y piden de nosotros " Tamino responde: Amistad y Amor", él está dispuesto a pasar por cualquier prueba, sin importar lo dolorosa que sea para poder ganarse a Pamina. El segundo sacerdote le pregunta a Papageno sobre sus ideales y anhelos, él no esta muy ansioso de obtener sabiduría; todo lo que quiere es dormir, comida y bebida, y si fuera posible una joven bonita por esposa, pero que prefiere quedarse soltero que pasar por pruebas mortales y peligrosas para lograrlo. Cuando se le promete a Papagena, una joven bonita que se compara a él en todo, se prepara cuando menos a intentar superar la prueba del silencio.

Se les dice que se les va a dejar solos, y que suceda lo que suceda, no deberán hablar. Si lo hacen todo estará perdido. La primera prueba consiste en resistir los llamados de las mujeres, este es el comienzo de la sabiduría.

Si todo esto les suena un tanto sexista, pongámoslo de otra forma: el principio de la sabiduría reside en tener la capacidad de liberarse de estar dominado por las fuerzas de la mente subjetiva y subconsciente representadas por la Luna, y en este caso por las mujeres. Noten que a Tamino y a Papageno no se les pide que renuncien a las mujeres: esta es simplemente una prueba.

De repente, como de la nada, aparecen tres damas, ellas hacen todo lo posible por hacer hablar a Tamino y Papageno. Papageno que casi no tiene control de sí mismo en repetidas ocasiones está apunto de hablar y Tamino tiene que forzarlo a mantenerse en silencio. Finalmente un coro de iniciados proclama: "¡El recinto sagrado ha sido desconsagrado! Que las mujeres vayan al infierno". Las damas desaparecen, pero la Reina de la Noche aun anda suelta en el Templo...

El Aria de la Reina de la Noche.

Ella esta furiosa ya que Tamino ha elegido convertirse en un iniciado del Sol. Ella aparece en la cámara de su hija y le pide que mate a Sarastro y que le entregue el disco poderoso del Sol. Si no lo hace entonces dejara de ser su hija para siempre. Las fuerzas de la noche están amenazando en conquistar los reinos del Sol.

Una envestida de las fuerzas subconscientes, trabajando a través del anima del candidato, amenaza con inundar la mente consciente, cortando todo contacto con los niveles superconscientes de Tiféret. Esto es una reacción clásica del subconsciente, no desea cambiar, desea permanecer como está, y tratará violentamente de impedir cualquier cambio en la consciencia. Esto se aplica a cosas muy mundanas como dejar de fumar y también sucede en la iniciación.

Por supuesto que no se puede matar al Ser Superior. Cuando la Reina de la noche desaparece, Sarastro aparece y conforta a Pamina: "en estas salas ningún traidor puede durar, ya que aquí todos perdonamos a nuestros enemigos."

La segunda prueba.

Mientras tanto Tamino y Papageno son conducidos a su segunda prueba. Dos sacerdotes los llevan a un gran salón. Papageno comenta que tiene hambre. De las alturas aparecen sus ángeles guardianes, los tres niños, traen la flauta mágica y las campanas mágicas. También traen una mesa llena de comida - Papageno empieza a comer, Tamino toca la flauta mágica y Pamina es atraída por el sonido. Tamino se voltea ya que se le prohibió hablar. Pamina no entiende esto y piensa que Tamino ha dejado de amarla. Esta es la segunda prueba, la cual Tamino apenas logra pasar. Papageno no se percata ya que está muy ocupado comiendo. Después los trombones llaman a los dos hombres a continuar.

La preparación para la prueba final.

Sarastro elogia a Tamino por su calma. Pamina, que está alterada es llamada. Sarastro les pide que se despidan ya que es tiempo de la prueba final.

Por otra parte Papageno se ha perdido. Él no puede pasar al siguiente salón, a cualquier lugar que desea ingresar escucha "¡Aléjate!", se pone a llorar. Uno de los sacerdotes se aproxima diciéndole que él nunca alcanzará la gloria celeste de los iniciados. Esto no preocupa a Papageno en lo absoluto: lo único que ahora quiere es un vaso de vino. El cual le es concedido.

La tercera prueba.

Tamino está a punto de iniciar su tercera y última prueba: la prueba por agua y fuego. Podemos ver dos montañas a uno y otro lado del escenario y por dos aberturas podemos ver fuego y rocío respectivamente. Dos hombres con armaduras negras, y cascos con crestas encendidas, leen de un escrito en una pirámide:

Aquel que recorre el camino lleno de cuidado, es purificado por fuego, agua, aire y tierra. Si puede superar el temor a la muerte, avanzará al cielo lejos de la tierra. Iluminado, entonces será capaz de dedicarse enteramente a los misterios de Isis.

Justo cuando está a punto de entrar en la primera cueva, escucha la voz de Pamina, a quien se le ha dado permiso de unirse a él como iniciado: ellos ahora pueden realizar la prueba final juntos. Recordemos que el templo del Sol es un templo masculino: sólo a hombres se les admite como iniciados. Al permitir que Pamina y Tamino pasen la prueba juntos, como una unidad, ambos principios son unidos, y esta es una prueba segura de balance y de una iniciación exitosa.

Cruzan el portal, el cual se cierra detrás de ellos. La música durante la prueba es muy tranquila: Tamino toca su flauta mágica, acompañado únicamente por trombones suaves y algunos tambores. No vemos las pruebas, estas permanecen secretas. Al final Tamino y Pamina surgen de la cueva y el escenario se transforma en un salón brillantemente iluminado. Un coro los recibe triunfantes y los invita a ingresar al templo como Iniciados.

Esta es básicamente toda la historia. Después de esto la Reina de la Noche y Monostatos realizan un último intento fallido para destruir el Templo del Sol, pero el Sol no puede ser conquistado, y la Reina de la noche y sus seguidores son arrojados al abismo, e inmediatamente el escenario se transforma en un gigantesco Sol : Sarastro se encuentra de pie exaltado ; Tamino y Pamina ahora visten túnicas de sacerdocio. Están rodeados de sacerdotes egipcios a uno y otro lado, y los tres niños llevan flores. El coro canta : ¡Saludos, OH iniciados!

¡ Han venido a través de la noche !
¡Gracias, gracias, gracias a ti, Osiris
y gracias a ti, Isis!
la fuerza ha conquistado
y coronada como premio con
Belleza y Sabiduría
¡Con una corona eterna!

Con respecto a Papageno, esté nunca fue iniciado, pero al final consiguió a su esposa, Papagena. Así todos fueron reunidos felizmente, cada principio del alma en su propio nivel: Papageno - los instintos - "se casa" (es integrado) con Papagena. Tamino - la mente consciente - se casa con Pamina. El Anima; y el Ser Superior, Sarastro, a través de quien todo esto fue posible, observa sobre todos ellos. Y Sarastro es el Rey que Tamino está destinado a suceder, en una iniciación aun mayor. Pero eso es otra historia.

FIN

3 comentarios:

CESAR ANDRE FARFAN DELGADO dijo...

Excelente análisis. A mi y a muchos HH:. nos ha servido. ¡Gracias Q:.H:.!

CESAR ANDRE FARFAN DELGADO dijo...

Excelente análisis. Muchas gracias, a mi y a muchos HH:. nos ha servido. ¡Gracias Q:.H:.!

Antonieta dijo...

Gracias por todo el conocimiento aportado.Habiendo visto esta ópera en otras oportunidades, no había sido capaz de entender el gran contenido esotérico y simbolismo masónico.